12552560_10153849883774076_5680082984235281184_n

EL MARIN ENCE PEIXEGALEGO HACE HISTORIA GANANDO LA COPA LEB

En una preciosa tarde invernal, el pabellón Carlos Sastre lucía un ambiente magnifico. Prácticamente teñido de verde, excepto por una pequeña pero ruidosa mancha azul que rompía la homogeneidad de su aspecto.
2 grandes aficiones dispuestas a apoyar hasta el final a dos equipos, merecedores de jugar esta copa por la temporada que llevan realizada.
Los nuestros habían recibido toda la energía positiva y las muestras de cariño de los más de 100 desplazados a Ávila, y de los que desde Marín iban enviando mensajes de apoyo y se iban congregando en la Alameda.
Cuando el balón saltó al aire toda la presión cayó sobre los nuestros, el CUM Carlos Sastre se convirtió en una olla. Su afición, su defensa, todo contribuía, así que superar esos primeros minutos se tornaba fundamental, esos minutos eran un verdadero factor psicológico. Los “verderones”, estaban invictos en casa, además ponían a Álvaro Lobo, uno de sus principales baluartes en pista tras salir de una lesión, por nuestra parte le habíamos infringido una dura derrota una semana antes que podría pesar si no imponían su ritmo y abrían cierto hueco.
Las intenciones desde el principio se vieron claras, defensa asfixiante sobre Gabe Rogers, el objetivo ahogar al genial escolta norteamericano que había dinamitado el partido en Marín. Esta decisión asumía riesgos pues se generarían más espacios para otros, así que la lectura del juego era vital, pero teniendo a un base tan director como Manu Ferreiro, y un jugador tan cerebral como Gabe, que no suele volverse loco, ese riesgo asumido por los abulenses podría tornarse en ventaja.
Así que en los primeros minutos del primer cuarto, esa enorme presión, la asume tomando la iniciativa y haciendo daño un jugador de la personalidad de Alex Navajas, respondiendo a los envites de Marzo y Toledo (menudo talento tiene el murciano), bien secundado por Woo Green, que estaba muy enchufado en el partido y que empezó metiendo su primer triple, y por el resto del quinteto inicial. Los nuestros no solo aguantaban la presión sino que se iban 13-20, roto antes del final del cuarto, por un 3+1 de Mbamalu, que dejaba 17-20 en el luminoso en los primeros 10 minutos.
Habíamos pasado con nota la salida en tromba de los verderones. Segundos 10 minutos y Mbamalu se vuelve a encontrar con el triple poniendo a los suyos por delante 22-20, momento delicado, que resolvería Rogers con un triple, su única canasta en el partido. La figura de Antonio Pantín comienza a emerger y a dominar ambas pinturas. Goyo Adón aparece en el partido y lo hace en ese rol que lo hace un jugador especial y determinante. Woo sigue muy serio, Manu a lo suyo, Rogers sin volverse loco, trabajando atrás, abriendo espacios y doblando balones. Definitivamente hemos impuesto nuestro ritmo 32-45.
Decía un histórico entrenador de Marín, que los primeros 5 minutos del 3º cuarto eran fundamentales en el devenir de los encuentros. Navajas comete su tercera falta, importante en una plantilla de nuestras características y Sebirumbi la cuarta por los de Obila. Goyo golpea primero, anota tras 2 minutos la primera canasta del cuarto en forma de triple 32-48, la ventaja empieza a ser importante. Los de Mangas, un magnifico equipo no acaba de encontrar su juego y nosotros estamos cada vez más cómodos en el partido. Woo Green, presenta sus credenciales a jugador más espectacular de la competición con un mate de espaldas de concurso, Pantín seguía dominando los aros con rebotes, tapones, ganchos, y el resto de la plantilla muy enchufada, algunos con trabajo menos vistoso pero relevante, Norman trabajando duro con los interiores abulenses. Rogers, desacertado por la férrea defensa, generando muchas ventajas para sus compañeros, tirando los tiros que tiene que tirar pero con la cabeza fría. Hoy no anotó 30 pts, ni 10 triples, pero y los intangibles, la pregunta es ¿cuantas canastas, cuantos desajustes ha generado? Esa capacidad de sacrificio, no es habitual en las estrellas de los equipos.
Último periodo, rozamos el sueño, ellos ya lanzados a por el partido con varias jugadas determinantes, por su parte, Toledo falló dos tiros libres que los podría haber puesto a menos de 10, y quien sabe si haber cambiado la dinámica del partido. Por la nuestra, Manu Ferreiro, el capitán, nuestro 6 es un jugador de manual, extraordinario base director, que hace jugar y que maneja con mano de hierro el tempo del partido, los abulenses jugaron a flotarlo conocedores de que el tiro no es su mayor virtud, pero como todos los jugadores con personalidad, asumió el reto y metió 2 triples decisivos para traerse el título a Marín.
Hoy no es día de análisis de la plantilla, todos son y merecen un 10. Es un sueño lo que nos han hecho vivir.
Quien merece un aplauso enorme es la afición, tanto la del Obila como la del Marín ambas contribuyeron a una final inolvidable en un ambiente especial que hace que este deporte sea diferente y donde las aficiones al acabar el partido son capaces de aplaudir y corear el nombre del rival. Sin Palabras.
En cuanto a la #Mareazul del Peixegalego, se congregó en la Alameda para disfrutar del espectáculo y se sintonizo con la desplazada a Ávila, que llegó diezmada por la gripe, me consta.
MVP: Antonio Pantín 34 valoración 15 pts (6/10 TC), 12 reb, 4 asist 2 rec, 5 tap y 5 FR
QUINTETO IDEAL:
Base: Carles Marzo 7 val 17 pts 2 reb, 2 asist y 3 FR.
Escolta: Woo Green 24 val 22 pts, 5 reb, 1 rec y 3 FR.
Alero: Gregorio Adon 20 val 14 pts, 4 reb, 1 rec, 1 tap y 8 FR.
Ala-Pívot: Ignas Ramasauskas 16 val: 12 pts, 6 rbs, 1 tap y 3 FR.
Pívot: Antonio Pantín 34 valoración 15 pts (6/10 TC), 12 reb, 4 asist 2 rec, 5 tap y 5 FR.

1




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *