innovass

MARIN ENCE PXG 113 – 92 INNOVA CHEF

Emocionante partido el jugado el sábado en A Raña, un altísimo tanteo que permitió al numeroso público disfrutar de un magnífico espectáculo.

En un pabellón remodelado y con un muy buen ambiente se vivió el duelo entre el líder, invicto hasta ese momento, y el equipo más anotador de la liga. Ese era el envite planteado, aceptar el guante e ir descaradamente al ataque o imponer un alto ritmo defensivo para frenar la mejor virtud de los Zamoranos.

Balón al aire y la puesta en escena empezaba a un ritmo vertiginoso con un Marín Ence Peixegalego desatado. Triples de Dessmond y Pablo González, muy bien secundados por Tre, 4 asistencias de Jorge Romero en los primeros 4 minutos, situaba a los peixiños con una diferencia de +16, 20-4.

Tiempo muerto que sentó bien en las filas de los castellanos y  empezaron a recortar la ventaja hasta el 29-20 con el que finalizaría el primer cuarto, fundamentados en el acierto de Senghor, 11 puntos en este cuarto y De La Calle.

Este carrusel sería un anticipo de lo que nos iba a deparar el partido.

La tormenta se desató en el segudo cuarto, los de Javi Llorente con  un acierto descomunal colocaban un parcial de 38-21, con un Victor Holmberg que se iría hasta los 14 puntos, los mismos que Jorge Romero que impartió un verdadero clínic, con un espectacular triple sobre la bocina incluido.

Jacobo de Benito hacía su aparición por primera vez sobre el parqué de A raña, aportando buena dirección y defensa.

Tre y Dessmond haciendo un trabajo muy serio con Germán aportando su ya clásica intensidad defensiva. Así que al descanso 67-41 que parecía dejar sentenciado el partido.

Pero si algo tiene este deporte, es que aquello de vender la piel del oso…, es un dicho que refleja poco de lo que puede suceder en una cancha de baloncesto. El paso por el vestuario, la renta adquirida catalizaron cierto grado de relajación en los marieneses, y los de Innova Chef en un nuevo acto de fé salieron dispuestos a hacer lo que mejor saben, “enchufar”, asi que de la mano de Raley Ross, Senghor y De La Calle, compraron los tickets que nos subieron a una montaña rusa  que acabó devolviéndonos a la realidad con un abrumador parcia de 18-32.

A falta de 20 segundos para finalizar el tercer cuarto ya nos soplaban en el cogote con un 82-73 que nos helaba la sangre, pero que rompió Jacobo con un triple que los vovía a situar por encima de la barrera psicológica de los 10 puntos, 85-73.

Salida del cuarto definitivo y Pedro De La Calle conseguía su decimoquinto punto por medio de un  triple que hacia saltar las alarmas 85-76.

En los siguientes tres minutos de juego conseguimos parar su caudal anotador en el dígito78 e ir anotando hasta poner un +18 a 5 minutos para el final que sería definitivo. A partir de ahí intercambio de canastas hasta el definitivo 113-92.

Los altísimos porcentajes de tiro con un 76% en tiros de 2, un 45% en tiros de 3, las 27 asistencias repartidas, 6 jugadores en dobles dígitos de anotación, fueron fundamentales para anotarnos la decimoctava victoria en el casillero.

Para la semana otro durísimo partido que nos espera ante uno de los equipos más complicados y que viene en progresión, ULE INGENOVA FUNDACIÓN CB LEÓN, con una racha de 2 triunfos consecutivos.

Una buena oportunidad para venir a A Raña y disfrutar del baloncesto.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *